No podría separar un sentido de comportamiento ético, personal, cotidiano, de mi obra. Ennio Moltedo construyó toda su obra con esa convicción. La poesía no es sólo una actividad estética sino una exigencia de conducta, una ética. El poeta debe ser, al mismo tiempo, creador y ciudadano. Lo que sigue son fragmentos de dos libros en que desarrolló algunas de sus ideas al respecto, La línea azul y Café Invierno. Reproducimos también algunos poemas de sus últimos títulos, La Noche y Las Cosas Nuevas, con seguridad entre lo mejor de la poesía política publicada en las últimas décadas en Chile. Finalmente, publicamos el texto y las imágenes del libro objeto Emporio Noziglia, uno de sus últimos trabajos antes de fallecer el año 2012.

*

Imposible abandonar la costumbre de pensar sobre el papel y continuar el trazo de signos que parecen descubrirnos la memoria. Si sólo fuera fluir y avanzar desde la izquierda en diseño distinto, pero nos sorprenden voces y figuraciones que discurren cercanas a nuestra voluntad. Escribimos porque esta línea fraccionada es la vía veraz para comunicarnos, proyectar y contar lo que pudo quedar en silencio. Escribimos para no tener que hablar y competir con el bullicio que repite el actual espacio vacío. Escribimos porque estamos disconformes y buscamos una distinta realidad. Y no para ser leídos como espectáculo del Coliseo electrónico.

*

Por supuesto, puedes escribir lo que quieras. La exigencia es no mentir, aunque no sea cierto o no corresponda al manual de la realidad. ¿Cuál será ésta? Pero debe parecer inevitable. Eres el único responsable –aunque no se han fijado penas oficiales- y por tal motivo no debes pactar, condescender o buscar agrado. Se notará tu entusiasmo ajeno al repetir el estribillo probado y el goteo del último giroplasma. ¿Premium? Mejor enfrenta su contrario. Alrededor del espectáculo no se ha dado nunca el valor escrito. Inicia la travesía desde el único puerto: las letras

*

Para que comparezca la poesía es necesario no convocarla por encargo o simple beneficio. Su lugar de origen no se encuentra en los claustros, escuelas, sociedades o talleres de cualquier índole. La poesía no se imparte. No existen memoriales, notas o tratados terreno-espaciales que den cuenta exacta de su origen. (…) No es moneda transable y se sospecha su autenticidad cuando se vuelve institucionalmente conocida y festejada (…) La poesía no habita ni se expone en casas de comercio, gabinetes, oficinas, redacciones de medios o dependencias estatales.

*

Desde mi cama a motor y mi lámpara de brazo extensible he viajado por el mundo inagotable que mana de los libros.

*

Cada vez que tras una ventanilla o mesón me preguntan por mi nombre, con rápido gesto del oeste saco mi cédula de identidad. Silencio. Mi nombre de pila ha soportado gran variedad de signos gráficos. Constantemente he tenido que aclarar, rectificar y jurar ante porteros que mi nombre es el que digo e indica el certificado correspondiente.

*
Lo cotidiano no aprende a leer. Hace mucho que perdió o le cambiaron el código por la voz virtual. Persistimos en el intento sólo por no dejar atrás otra realidad por descubrir. La misión carece de término y regreso. Los servidores del poder cuidan la basura y desprecian la obra de los signos solitarios. Todo ello bajo la protección de un imperio mendigo.

*

Propongo una realidad diferente, una nueva realidad. Este acontecer diario no es satisfactorio ni moral, ni social, ni artísticamente, al menos así lo veo yo. El ser humano me da la impresión de que está cada día más desprovisto de buenas intenciones, de buenos actos, entonces hay que ofrecerle algunas nuevas alternativas y éstas deben ser más éticas. Hay que acostumbrarlo a que sea más veraz y, por sobre todo, hay que acostumbrarlo a la libertad. La poesía, estimo, es el mejor ejemplo de una libertad absoluta y sin ella no se puede hacer poesía, ni se puede hacer ningún arte.

*

No podría separar un sentido de comportamiento ético, personal, cotidiano, de mi obra. Para mí todo es un todo. Esa frase de la cual hablan los libros sagrados, “cada cosa a su debido tiempo”, no, eso no existe para mí. Todo es una sola entidad que se manifiesta de una sola forma, siempre, todos los días, a toda hora.

*

No hay un apuro ni hay un deseo de echar todo en las páginas, todo en el libro, sino que se va decantando, se va puliendo y no es una inquietud, no es una necesidad, no hay otro tipo de intereses que obliguen a escribir. La poesía se hace porque se tiene la necesidad absoluta de hacerla, pero no hay que cumplir con plazos.

*

Esta tontera, esta frase de que la política en poesía no va, se inventó aquí en Chile, por lo menos la inventó Alone y la mantuvo durante toda su vida, porque a él le servía enormemente para fustigar, atacar, destruir la obra de sus enemigos ideológicos, institucionales.

—————————————————
Fragmentos extraídos de La Línea Azul de Ennio Moltedo (Ediciones Altazor, 2014) y Café Invierno. Conversaciones con Ennio Moltedo de Luis Andrés Figueroa (Ediciones Vertiente, 2007)

——————————————————

Poesía
La noche eterna

Si pones el oído sobre la tierra desnuda escucharás claramente el nombre de los asesinos

*

“Noche, del latín nocte; éste del griego nyntos; y éste, a su vez, del sánscrito nakta. En alempan se dice nacht; en inglés, night; en italiano, notte; en portugués, noite; en francés, nuit; en catalán, nit; en walón, nute”

En Chile la noche es eterna

*

¿Hasta cuándo desagradables bien vestidos, puestos boca arriba y abajo. De perfil, lustrados y pasados por el tiralíneas y casualmente perfectos bajo luz y mugre?

¿Hasta cuándo caretas rasuradas y cuellos-latón y corbatas sujeta-quijada y venta-imagen de tocino buena persona y vaso en mano o hisopo celebratorio ante gran público?
¿Hasta cuándo muertos vivos enfundados sobre cubierta reluciente en busca de poder –escalera arriba- en espera de foco y pito?

El siguiente

*

Hoy, hasta la hora del crepúsculo, para avizorar la costa y Valparaíso iluminado y opacar su espejo, hemos contabilizado –cuentas en mano- trenta y cinco mil quinientos treinta y cinco vehículos provenientes de l capital ¡ Desgraciados!

*

No vayas a la capital del reino. Si debes ir a la capital del reino entonces no te presentes en palacio. Si debes ir a palacio cumple los siguientes requisitos: cruza el portón y el patio con paso rápido y, mirando siempre al frente, como si fueras dueño –en verdad lo eres-, sal otra vez a la calle por la puerta de servicio, rumbo al horizonte.

*

La caravana a través del desierto y lagos del sur fue planeada con sentido moderno: helicópteros entre luces y sombras –albanoche- para cumplir deseo de Macbeth: “Madruga y mata primero”.

*

La patria es el último refugio de los bandidos
(Dr. Samuel Johnson)

Londres 38. Si hubiera que citar todas las direcciones de las casas de tortura –recién ayer- faltarían hojas del bosque y sobrarían cables y gritos para los ciudadanos sordos de hoy.

Ahora regresan las mansiones. Bodegas y barrotes se han transformado en vitrinas alegres para exhibición de móviles. Espejos y banderas ondean para limpiar el pasado. Vuelven los arrendadores escondidos a extender las flores. Y el municipio instala basureros peatonales que lucen el escudo de la ciudad.

*

Visión I: Todos los desharrapados de 1973 se han convertido en momios. Visión II: Todos los momios de 1973 se han convertido a la realeza. Visión III: El resto, naturalmente, ha desaparecido.

*

A Edgardo Catalán

Un pequeño país que anhela ser grande y poderoso debe aceptar una cantidad de tiranos de bolsillo. Hombrecitos vestidos con papel de diario y colocados sobre cornisas y aleros vigilan los movimientos del día. Vemos circular seres de porte corriente e incluso animales conocidos y pájaros de mal agüero; los transeúntes marchan a ritmo y cadencia fijos, con destino preconcebido aunque secreto. Sobre el cielo inmediato campea una franja gris de agua y oxígeno llamada Nueva línea de libertad de trabajo y extensión universal; en su interior se proyectan funciones globales y se sanciona, con pulsos cautivantes cualquier intento de descanso, lectura tradicional o disidencia. Un gran país celebra a sus líderes y planificadores del nuevo manifiesto futurista –aunque sean de migas de pan de bolsillo- e impide levantar corazón o cabeza por encima de los espejos del mercado.

*

Todo poder es indigno, Dignidad.

——————————————-

La noche. Ediciones Altazor. 1999
Las Cosas Nuevas. Ediciones Altazor. 2011


Relacionados