Marimeruco, cordillera de la provincia de Malloco. Al interior de una familia pewenche se interna a trabajar el fotógrafo Raúl Goycolea. Con tomas certeras, nos inmiscuye a los espectadores en el día a día. Variando la profundidad de campo, se nota una objetividad sobre cualquier contexto que lo distraiga. Captar la misma calidad de luz se transforma en su objetivo y característica. Captar el movimiento y la quietud del tiempo, el paisaje y las personas.  A través de cada toma, se percibe la intención de narrar, aunque el mismo fotógrafo dice “sentirse como un tartamudo contando una historia”.

Marimeruco significa Diez Pantanos en la lengua pewenche y varios  pantanos cruzó Goycolea, sin hundirse en ninguno, para mostrarnos a los auténticos habitantes de esas tierras anheladas y hermosas.


Más de Goycolea aquí


Relacionados