IMAGEN-NACIÓN 1(EL PLIEGUE

la participación está rota

pescada desde las llamas de un cielo

el lago ardiente rebalsándose en sí mismo

para llegar acá

 

esa implicancia del lenguaje atrapado

en el hecho     para que nosotros

nos encontremos en el paraíso     en tales

tiempos, el yo se consume a sí mismo

 

árboles blancos, con anillos circundantes,

deambulan y ruedan, la niebla se triza,

el cielo, azul en la ventana

 

espera allá arriba, fuera de alcance

a manos llenas de hermosos–feos

justos–injustos,      mitades–dobles

un mover de hilos,     vi a la gata

 

los nacimientos empiezan por cama

moldeados como todo

por un dios,      cuatro gatitos

cuando ellos están ahí

ella viene a los pies suyos

 

los toma y abraza, ella

llena sus manos con sangre

la piscina roja fluye sobre

su anillo de plata,      gotea

hacia el piso

 

el lenguaje se pega a

su respiración de miel     ella es

el sendero de un cuento, la puerta

al destilado que fermenta

lagunas en la inteligencia

que debiesen estar en el corazón

 

IMAGEN- NACIÓN 5 (BORRADURA

 

así como la imagen se erosiona

hay un viento en el corazón

 

los hombres traducidos

desaparecen en aquello que han

traducido

 

el mecer del corazón     un hombre inmaduro

enmaraña      una ausencia      naturaleza muerta

al borde de su cuerpo

borrando el cuerpo       de esos opuestos

son compañeros 

y también horizontes de uno en los ojos

del otro       en los fines del mundo

 

las palabras no terminan     sino que retornan

de la aventura

                           al borde de su conmoción

está el cuerpo

                            el sinsentido

la maravillosa claridad

                              en el pozo del

corazón

 

discutimos sobre la Palabra inmortal,

tantas veces uno cae fuera de lo mortal

entonces de repente     la carencia      viaja

al exterior

 

oh nosotros en cada cosa

caminamos al revés del mundo

un movimiento Nervaliano      de

asombro       los brazos se enredan en

la malva real      o en las dedaleras

como si nos vistiéramos en ellas,

un hombre florecido       las abejas

interrumpen       la quietud      buscando

el dulzor en los bolsillos

un arte tan natural como los poemas de almuerzo

o un extravagante      hablando     desde

el hocico gnóstico del caballo

 

una traducción de uno mismo en el Otro

está

               tan

                               delicadamente

                                                            posada entre las palabras

esta tecné      que coarta al corazón

como poemas pequeños leídos desde

amplios escenarios       las imágenes de la guerra

en Vietnam      salen     ardiendo

de las palabras

                             donde no

se adhieren a lo real

                                 sino que lo componen

donde el cuerpo

hierve

en burbujas de grasa

y se re    abre

hacia algo

sin lineamientos

 

los antiguos poetas Beduinos      llamaban

huellas      a los refugios de

lo que fue

                 un movimiento

los siete poemas,       llamados de oro,

dan el mismo patrón

de este movimiento   

 

me detuve cerca del refugio

antes de que se erosionara

te cuento mis proezas

en el amor                para llamar tu atención

al borde de este

                                movimiento

 

un torrente

              y luego huellas

de bestias salvajes ahogadas

en el curso de las aguas       yacían

como bulbos cosechados de cebollas silvestres

 

el despuntar del día corta el último

gran pino de Oregón      en esta calle

todas las casas repletas de

un verde pálido,      luminoso

movimiento

me paré de mi mesa de trabajo

esperando

que la casa ardiera

 

esta co-herencia      cae, como lluvia,

dentro de las sílabas

                  esta in-herencia

del poema dorado

                               que traduce

la sangre, bailarines

                                 y giros

vidas ebrias

                                 en una música

tensa

                                   de una malva real

 

Mallarmé decía que la palabra

inmortal falta en nuestro discurso

el movimiento

                          constante

                                        de una finitud

que re     abre

                                        convergiendo

al revés      con elementos primitivos,

sílabas      de

                un anhelo

por completarse

 

la tarea de un hombre      y sus palabras

está al borde

      donde nosotros estamos

hombres      impacientes      traducidos

la discusión sobre el lenguaje inmortal,

uno puede creer en un lenguaje-dios

acompañándonos,       pero dios se mueve hacia el final

de nuestras oraciones

                      donde las palabras       impulsan

una amplitud

                             de los mundos

visibles e invisibles

son lo que conmueven

en una forma

 

esta voz es reconocible

como fragmentos

de un lenguaje mayor,

una cara viva

y cambiante

 

siguiendo el corazón de los hombres

precisa      y garganteada como pájaros

en el mundo

 

me vuelvo      para responder      al martillo

del orfebre      calle abajo

 

de día y de noche      despiertan      frustrados

los peces y los dioses

 

ayer

           mandé mensajes a una estrella

           para ti

 

‘Regalo mi cuidado’      dije

           la estrella pudo reconocer

           tu forma de luna

 

torcí la cabeza sobre las palabras

mandé

 

‘Encárgale esa preocupación al sol,      las rocas

y el oro’

 

sin vergüenza      me retraje      y le mostré

los hoyos de mi pecho a la estrella

‘Cuéntale a mi Amado cómo estoy’

dije

 

mecí mi corazón

el niño tan perturbado

 

fui por el copero

el Amado       es el murmullo

adentro       el trabajo

al borde

                 de las palabras

 

el silencio      es el Otro

al borde      de mis palabras

un

       movi

                   miento

 

las palabras nos tragan

 

¿quién habla?

 

queridos seres, puedo sentir sus manos

 

IMAGEN-NACIÓN 8( MORFÉ

 

mis adornos son del color de té

en la taza

                                      me inclino

para dejarlos colgar libres

y mirar la luz pasar

adentro y afuera

                         resina de pino o abeto

lavada a las orillas de los ríos

en China

                      mientras el árbol era,

de acículas verdes      parecía que el amigo

es dejado en las gotas de resina      ahí está

 

lo repentino     estos días      un sobresalto,

jóvenes y guapos       fragmentos

de lo que pensó,      se levanta

 

como un árbol de jade brillante

en el viento oeste      pensé

 

un regalo            No sé nada de la forma

es culpa mía      todo viene

de uno mismo      nuestras palabras fueron

la forma a la que entramos,      volviéndonos inteligibles

y extraños      en la punta de

un lápiz     

 

las palabras eran las cualidades

de lo que fuimos allá afuera

observando      al sol nadar

 

        un hoyo negro es el nombre

dado al remanente de una estrella      y viene de

la idea de que una estrella pueda colapsar

y pueda convertirse en un objeto denso,      lo que

queda,      y desde ella ninguna luz escapa

porque, según El New York Times,

las olas de ‘la lucha’ que tú nombraste

perduraban infinitamente,      y se volvían

invisibles

 

es el intercambio que la forma adquirió

como caminar adentro y afuera de una estrella

las palabras son dejadas de lado      colapsadas

dentro de sí mismas      en el movimiento

 

entre visibles e invisibles

me gustaría contar la historia del hombre

con un corazón en cada mano      el

intrincado movimiento de eventos,      la

exterioridad       asombrosa      donde

ellos estuvieron      te dará la llave

hacia lo que él se llevó      y lo que

dejó      pero estas son

palabras invisibles:

 

por un momento estuvo dentro

del árbol      sobrecogido

 

cuando llegó a la puerta,      se lavó

la cara

 

cuando levantó su copa,      dejó que el cielo

se liberara      fuera de sus manos

 

IMAGEN-NACIÓN  10 ( VESTIDOS MATRIMONIALES

la dualidad profunda del alma por sí sola explica      la necesidad de

intercambios entre esferas

                        el ojo en el viento      el hoyo en el viento

                                la tormenta      que es pura

intoxicación de los árboles

                        en la ventana donde la casa es también

un lugar cósmico

                          sombra y luz se vuelven movimiento

 

y la palabra alma      qué soberbia      e independiente es

(el sentido original de ella incierto)      una especie de
molécula

en el lenguaje

 

alrededor de la imagen del trabajo que lucha por

echar raíces, titilando,       apagándose, resplandeciendo      de vida

otra vez, hasta

                             que la luz y la sombra lleguen a ser

la sustancia del hombre y la mujer            la

ceremonia o funcionamiento de esta tormenta,

el viento del sureste prendiendo las nuevas hojas de una montaña de cenizas

se dice que la palabra significa aliento      pero eso

es el sentido prestado de spiritus      una

inhalación y exhalación del mundo

           un humo      un vapor      o significa la

parte inmortal      dada      que flota

en el lenguaje como el contrario      la libertad

inseparable      de una ambigüedad primitiva

                                                           esta belleza

convulsa de la que insiste Lautreaumont

                                                             que nace

en la soledad,

        las esferas, imágenes del corazón

y la cabeza, intercambian sus fluidos      su

sangre y se mezclan como esas dos gotas

simbolizando amores y odios pasionales

del fauno y su ninfa  

 

                                  el estero azul

al borde del pensamiento      con una realidad,

con una música,       con imágenes que son todas

irremplazables

 

el mundo

    es una palabra compuesta      mun-dus, curso

de cualquier vida      el viento del sureste abatiendo la casa,

doblando al Ébano-Falso      rasgando las racimos amarillos

             fuente auténtica      parecida al sonido

donde el mar se alborota

                resplandeciente

                              ellos tiran redes

sobre las colinas en la noche

                                                 para cazar ángeles

                                                                                  al

borde del mar      una cachetada con la nota

exacta,

          scirrr      mientras el mar fluye hacia atrás      exacto

deslizando semitonos en las alas del pica-

flor de ayer,

                        anaranjados sobre la germinación de la zarza

parilla negra

                         hay 84 ventanas

                                                            el alma

separable      sellada en un huevo o un árbol,

                                         la forma

del Este,

                                          el secreto, la negrura inseparable

de la leche

                                          en la tierra de lechuzas

esta indescriptible

cobertura

                            

                                                scirr

                                                el sonido del mundo

entra a la pared,

                                             vibrando por el vidrio

                                                                                   donde

él atrapó la rama del árbol-del-mundo,

colgando de una mano      como el niño en

el ginkgo del jardín público de Boston,

abanico de hojas      fruto amarillo      pegajoso en

primavera

*

de repente      hay una estrella      (otra palabra cuyo sentido

original es incierto)      sobre la bahía

en un hoyo      en el viento

*

es un viento alfabético levantándose      ninguna

consonante sin      a ē ē ē ē ūh ē ūh ī ā ā ūh ūh ūh o ē

u ūh ē ē u ē ē ī ē ē ē ē

                              de otro modo

sin casarse

*

existen gorriones en la

laringe y el corazón      y en la rodilla y

el pie      son el poder para moverse hacia afuera

y tienen múltiples historias concebibles      mientras

emergen y caen de las nubes

*

el mielero maorí se posa en la casa vecina      las gaviotas

han venido al techo y al pasto,

          la

belleza-del-mar,

                              todo esto es transformación,

                                                                                caída

de sí misma

            de pronto la ausencia se mezcla

con la presencia     y viceversa

                                                  entonces una parte del amor

está siempre

                  clavando los tallos

dorados en la tierra,

                    las flores perfectamente moldeadas

de oro     o la mierda de los dioses

                      con que la ciudad fue

hecha pedazos

*

una vestimenta –el metrón, 1:2 de piridina,

las herramientas del calor     hacia adentro y pegajosa      en la

disolución del mundo el metrón será

2:1 –– la ½ siempre queda      para mirar

la  ½ del fuego abrasador de las estrellas      frío,

el éter celestial      de esto,       la ½ permanece

el éter celestial      el otro se endurece y se convierte en

el aire primordial      donde las almas se reúnen

de esto, la ½ permanece, y lo otro se vuelve

mar primordial     de esto      la ½ permanece, el

otro es tierra primordial      de esto      la ½ permanece,

lo otro se vuelve prestér      (huracán)      volcán

fuego de la mente

                            estamos de vuelta en

el arrai–go primordial

                        en la flor-de-guerra

*

pétalos blancos del cerezo en el remolino del riachuelo   el

brillo en el movimiento

            vestido de flores-

protectoras

                   ideas y voz en los pájaros-de-brisa

*

tratar de decir qué es el alma      un Arapajó hizo

una lista –el corazón, el cerebro, el aliento–

de esa manera una palabra significa ‘tu cuerpo moldeado

como un hombre vivo’

y los Keokuk dijeron que hay formas del fuego venidos del

‘corazón, carne, vida, nombres y familia’

                                                                      y

los Navajó usaron una palabra que quiere decir

‘eso que se pone de pie adentro’      erguido     una imagen

turquesa escondida en su pecho

                        los indios Serpiente

dicen que parece una piedra de granizo

*

          árbol puro

y en la borrachera natural

para mí,       el azul de los ramajes mezclados

amigable agua color ceniza

*

hwa se convirtió en ‘qué’

hwa se convirtió en ‘quién’

hwan se convirtió en ‘cuándo’

hwaer se convirtió en ‘dónde’

              para la primera mujer nuestro nombre seguramente fue

Ḥawwāh

Saiwala es la primera forma

conocida de la palabra

alma      mezclado con awa,

cercanamente relacionado con la palabra ‘mar’,

el lenguaje, más viejo y distinto

que yo

geografía prehistórica,

sagrada      el viento la da vuelta

de raíz

el mar corre sobre los rieles

*

‘No puedo mantener quieto mi contenido’

                      la

cubierta indescriptible 

      la acción es, después de todo, la magnitud

del cuerpo

             la mancha de la forma

                                                  cambiando entre los

vestidos matrimoniales

  la cuestión rutilante

         el horizonte

    la belleza

y el terror compuesto      mezclados indisolublemente

en una libertad desatada

la dualidad profunda del alma

el Far West

de la mente

      hojas nuevas en las montañas de cenizas

quemadas por el viento son

                                              fuerzas desde

los confines más lejanos      de la consciencia

la masa frente al trabajo

                compone tan curiosamente

que la guerra canta

                   hace una semana el picaflor se detuvo

anaranjado sobre el germinar de la zarza parilla color negro-vino

cuya vida es ágil      una quietud

del color

  la ½ permanece

      lazos generadores

para la visibilidad

                 al borde de

lo real

el trabajo de     oscuridades

son el borde        de

                              lo necesario

hacia un pasaje luminoso

yo no estoy      ahí donde soy el juguete

de mi pensamiento

      pienso en lo que soy

ahí donde

no pienso que estoy pensando

el Ahí–Dónde

siete días en las ventanas


Relacionados