Fernando Rivera Lutz (Copiapó, 1955), pintor y poeta.

 

MITOS

Pónganse de acuerdo

los mitos son hechos respetables

y definitivos.

No puede Brueghel el Viejo

decir que Ícaro cayó en primavera

y el Bosco, en otoño.

No puede Williams Carlos Williams

pregonar que la cera se derritió

sobre las costas de San Francisco

ni Pierre Reverdy

sobre la piscina de un hotel

donde posteriormente

se filmó el primer James Bond.

 

ARTIMAÑA

En el poema “La Conspiración” de Robert Creeley

su entendimiento se sostiene en antecedentes

de sentido común que en forma previa

debe conocer el lector

son prolijos y sutiles

pero debe manejarlos

a 180 kms/hora, por lo menos

pueda que induzca a nueva vida.

La complicidad de quien lee

puede que sea un recurso literario que desconozco

pero en fin

volviendo al tema

hay que destacar la fantástica síntesis

que logra Creeley para decir

“ haya intercambio entre nosotros”

más allá que el poema no sea real

no diga lo que pareciera decir

ni devele las verdaderas intenciones del poeta

además porque no sabemos si era tiempo

de proclamar la primavera.

 

CUANDO SE ESTÁ SOLO EN CASA

hay momentos inmensurables

ahora mismo estoy en la mesa del comedor

y sobre ella hay:

un frasco de mermelada de damasco

a medio llenar

dos ceniceros, una con forma de pelota de futbol

tres torrejas de limón

la mantequillera sin tapa

un salero y un vaso

dos libros, uno bueno y otro malo

y me he quedado mirando esos objetos

por largo rato

como si estuviera jugando ajedrez

y me tocara

mover a mí.

 

LARGAMENTE QUIETO

 

Hace rato no entraba a

la pieza donde murió mi padre.

Siempre abro la puerta sigilosamente

como si lo fuera a encontrar

aún sentado en el escritorio

revisando viejas cuentas del agua.

Pero solo estaba el gato de mamá

sentado sobre el velador

mirando para la pared quieto, muy quieto

largamente quieto

al lado de un pequeño busto de yeso

de Juan Pablo II.

 

CROQUERA

Una croquera

con la imagen de Víctor Jara en la tapa

hay dibujos / diseños

que mi hijo ensaya

hay también sencillos mensajes de amor

escritos por él para ella

y de ella para él

como si ella se llamara

Amanda

y él fuera

un obrero que trabaja en una fábrica.


Relacionados