Diego Armijo (1994). Oriundo de Glorias Navales y de su trabajo en la feria Caupolicán, Armijo trabaja en estos poemas con la multitud de productos, atravesados por las voces, recorridos y demoras de los puestos y sus feriantes. Quizás de allí el objetivismo de sus poemas, en equilibrio con el fluir de la oralidad.

Presentamos a continuación algunos poemas de su libro por venir: “Feria libre”.


 

desarme el puesto mi amor

1

en

bolsas malla verde

avenadas manos rompidas

guardan lo que no se fue

usando verde camisa

de mercadería

delicado

dobla     enrolla

cierra bolsos gordinflones

2

corbatas plásticas

pequeñas desgarraduras

de bolsas camisetas

lo ya consumido

3

perfil de silueta femenina

colgador plástico

gancho cabeza

ya sin prenda

descolgado

4

mallas a rallas     verduscas blanquecinas

para profundidad

separación

sombra

5

desarmado el puesto ya

amarrados quedan

mesón     fierros     sillas plásticas

cocacola

 

Sencillo

la intromisión de la montonera de dedos

a billetera pantalón cartera chauchera

prende el miedo a quedar sin

zapatea quien espera

y lo ve venir anunciado

su anaranjado color

bello perpetuo mantenido recto

cálido de cajero recargado

a sus manos llega

 

-espéreme que voy a sencillar

écheme un ojo mientras tanto

 

al achunte

quién tendrá

quién cambiará

 

vuelvo con le vuelto

quien dio se retira

y hasta con molestia

le dice la demora

 

Soy mercadería

pasó la Laura

la Ivonne

la Camila

la Melanie

la Daniela

la Linda

la Andrea

la Carla

la Pamela

la Angélica

y ninguna miró

pa mi puesto

 

Jana

a veces sábanas o cortinas o manteles

humedecidos de piso

organizando

el deber multifacético

de la Jana

 

libros floreros tuercas marcos lámparas espejos cuadros de imágenes impresas colgadores cuadernos diversas prendas juguetes bastones     llaves de agua velas celulares budas tazas vasos servicios fotos cañerías de cobre

(más cosas por agregar

espacio aún hay)

siempre lo mismo

 

preguntas

cómo sigue    qué vende    quién compra

 

quizá viene para puro mostrar los

cachureos de su living

fumar

conversar

cambiar sábanas

a esta feria

que algunos llaman casa

 

 

 


Relacionados